Evaluación Psicopedagógica

 

Para conocer y diferenciar cualquier tipo de problemática, y para poder ofrecer pautas de orientación e intervención, en Atma Kids contamos con un proceso de diagnóstico integral que incluye los siguientes pasos: 

1. Primera Entrevista con los Padres. 

 

Esta entrevista tiene como objetivo conocer el motivo que ha llevado a los padres a solicitar ayuda. Se obtienen datos generales y específicos sobre los antecedentes familiares y escolares, sobre la evolución y características conductuales, sobre la situación familiar y particular de cada caso, y sobre las inquietudes o dudas que aparezcan. 

 

2. Recolección de Información (Historia Clínica). 

 

Se realizan entrevistas a los padres de familia, niños, adolescentes; a otros familiares, especialistas y/o maestros para obtener información sobre el comportamiento y la situación actual, familiar y escolar. Gracias a esta información se podrán determinar las herramientas y los pasos que se deben de seguir en el diagnóstico, orientación y/o intervención terapéutica. 

 

3. Observacion Clínica.

 

En la observación clínica los especialistas de cada área del desarrollo analiza el desempeño del niño realizando actividades apropiadas para su edad y nivel de desarrollo. También se observa la forma en que el niño se relaciona con otros compañeros, adultos y/o familiares. Estas observaciones se adaptan a las necesidades de cada caso: pueden ser de forma individual, grupal y/o del ambiente escolar. También son parte, en los casos necesarios, del proceso de valoración. 

 

4. Proceso de Valoración.

 

El proceso de valoración consiste en la aplicación de pruebas confiables que han sido estructuradas con base en principios psicométricos estandarizados, así como en la observación clínica. En Atma Kids realizamos distintas clases de valoración que abordan las diferentes áreas y procesos del desarrollo, tales como son los de percepción, lenguaje, cognición, psicomotricidad, y los procesos académicos, conductuales, emocionales, familiares y sociales. El número de sesiones dependerá del tipo de valoración. Se puede incluir, o no, la participación de padres, hermanos u otros familiares. Tienen un rango de 4 a 10 sesiones aproximadamente, con duración de 45 minutos a 1 hora. La información que se obtiene en el proceso de valoración es confidencial. Solo se comparte con la escuela, el niño y/o el adolescente, si los padres lo autorizan. 

 

5. Resultados y Diagnóstico.

 

Con base en el análisis de la información recolectada, la observación clínica y/o el proceso de valoración, se obtienen resultados cualitativos y cuantitativos que permiten establecer un diagnóstico diferencial. El diagnóstico incluye, desde una perspectiva objetiva, la diferenciación de la problemática, las dificultades y fortalezas del niño, su desempeño y la correlación de éste con los niveles y etapas de desarrollo que se esperan en cada área. Gracias al diagnóstico diferencial, se podrá identificar si los problemas o las irregularidades actuales se relacionan solamente con la etapa y edad del niño o si están desfasados. A la vez, promueven la toma de decisiones y acciones a seguir, evitando que las dificultades actuales persistan, se magnifiquen y/o provoquen otros problemas asociados Los resultados y el diagnóstico se entregan a los padres, en un reporte escrito. Se incluyen, además, estrategias específicas de apoyo en cada área y recomendaciones a seguir. Si se requiere, y los padres lo autorizan, esta información se comparte con la escuela, a través de una cita en el colegio. En esta cita se brindan estrategias de intervención escolar; también se recogen las observaciones y sugerencias que la escuela brinde.

2010 - present

2010 - present

© 2015 by ParadigmaMX

Suscríbete a nuestro Newsletter