Los 5 hábitos que afectan la adquisición de habilidades sociales en nuestros hijos.


Las habilidades sociales juegan un papel fundamental en el desarrollo de los niños. Estas habilidades representan la punta su pirámide madurativa ya que es a través de sus relaciones sociales donde demuestran la integración de sus facultades físicas, cognitivas y emocionales a lo largo de su infancia.

Por ello, es altamente probable que un niño que presenta dificultades para socializar en un grupo, tenga también cierto rezago madurativo en sus habilidades físicas, sus posibilidades para resolver problemas cotidianos o para acatar indicaciones y necesite apoyo en el reconocimiento y expresión de sus emociones.

Por consecuencia es importante antes de reforzar la convivencia y pertenencia recurrente a ciertos grupos sociales, evaluar en el pequeño las distintas áreas de su desarrollo y poder asistirlo en aquellas que requieran apoyo con la finalidad de brindarle las bases para que se sienta seguro y apto para socializar con sus iguales de manera exitosa.

Por otro lado la participación del adulto es básica ya que además de ser un modelo en las relaciones sociales del menor, representará el elemento clave para modular la conducta social del niño enviando señales de aprobación e indicaciones muy breves que le den la pauta al pequeño para relacionarse de forma adecuada, participativa y respetuosa con otros niños.

Muchas veces los niños no saben cómo socializar porque no cuentan con un ambiente familiar ordenado y basado en la colaboración, por lo tanto no existe en su vida cotidiana una rutina familiar en donde existan pautas de relación y comunicación que favorezcan la habilidad y la seguridad personal para que el niño socialice adecuadamente.

Los 5 hábitos cotidianos que pueden afectar la adquisición de habilidades sociales en el niño son:

1.-Un sistema de crianza basado en la sobreprotección o el abandono hacia el menor.

2.-La inexistencia de un rol de actividades o deberes en donde todos los miembros de la familia realicen un trabajo en equipo para mantener un hogar ordenado y funcional.

3.-Cuando los padres están al total servicio de los deseos de sus hijos, los niños sobrados de atenciones y cuidados no desarrollan capacidad de empatía, no saben esperar su turno y por lo tanto no desarrollan tolerancia a la frustración, es decir siempre quieren ser “ los primeros en todo”.

4.-Un sistema de “comunicación” en casa basado en gritos y golpes desborda las emociones familiares pero no brinda ninguna pauta de interacción social sana para el menor.

5.-Falta de convivencia y contacto físico entre los miembros de la familia.

Estar informados sobre el proceso de desarrollo y madurez de sus hijos y corregir estos 5 vicios de convivencia ayudará a que los pequeños desarrollen habilidades sociales plenas y disfruten de convivir y tener amigos.

Mtra. Psicóloga Karina Martínez Vázquez

Terapeuta Especializada en Psicología Infantil

#habilidadessociales #educación #desarrollo

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Me interesa un curso

© 2015 by ParadigmaMX