Los miedos para los niños


El Miedo es una de las emociones más recurrentes en los niños, por ello es natural que el niño lo tenga presente a lo largo de varias etapas durante su desarrollo; en muchas ocasiones los padres se sienten muy limitados para entender y acompañar a los pequeños al vivir esta emoción.

Es muy importante mencionar que el miedo no es una emoción negativa, sino al contrario es sumamente útil, ya que ayuda a los niños a reconocer y prevenir el peligro o el riesgo: un niño que siente miedo, es un niño que tiene la capacidad de cuidarse.

Es muy importante que los padres aprendan junto con el niño a identificar ésta emoción: por ejemplo preguntarle ¿en qué parte del cuerpo sientes el miedo? o ¿qué siente cuándo experimenta esta emoción?

Es importante entonces, que como padres identifiquemos el miedo como parte de las diferentes etapas en el desarrollo de nuestros hijos, porque el niño va creciendo a nivel físico y neurológico, y su percepción del mundo y de la realidad va cambiando.

Por ello es importante que identifiquemos cuales son las etapas donde el miedo se va manifestando en los pequeños durante su desarrollo:

1.- El primer miedo aparece a los seis meses de edad, y es el miedo a las personas desconocidas, a los rostros que no le son familiares.

2.- Durante los dos y tres años de edad, hay un miedo a la separación con la mamá; éste miedo aparece porque el niño se encuentra ya en su etapa de preescolar y durante ésta, gran parte de la mañana se encuentra ajeno a su ambiente familiar y es ahí donde aparece la inseguridad que provoca estar separado de su madre.

3.- Cuando ingresa a la primaria, alrededor de los seis años; hay otro cambio en su percepción de la realidad y es aquí donde aparecen otros miedos: en ésta etapa el niño aún se encuentra en un periodo de fantasia donde se sumerge en personajes míticos e imaginarios, y es aquí donde pueden aparecer miedo a los fantasmas, a los monstruos, etc. y por otro lado aparecen los miedos a fallar y al fracaso.

4.- Aproximadamente a los nueve años hay un cambio en la percepción, donde se ubica más en la realidad de su entorno y es aquí donde aparecen los miedos reales que tienen que ver con la inseguridad, con la enfermedad y con el miedo a la muerte.

5.- A los 12 años cuando el niño esta ya adentrandose a la adolescencia aparecen miedos sobre todo de índole social, miedo a no pertenecer a su grupo social, miedo a no tener amigos y miedo a no recibir el afecto en el entorno social al que pertenece.

Lo que los padres pueden hacer para contener o atender ésta emoción en sus hijos es muy importante; lo primero es no educar en función del miedo, evitar generar angustias en él para que tenga conductas adecuadas o se porte bien. Por otro lado gritos y regaños en exceso predisponen a que el niño viva éstas etapas del miedo con mayor intensidad.

Una crianza con un apego extremo en el niño y el no generarle una autonomía o independencia necesaria, también lo predispone a que los miedos en él se generen de manera más intensa; por ello es muy importante generar en los niños la confianza de que cada etapa de su crecimiento es una etapa maravillosa y que tiene muchos beneficios, para aprender y vivir cosas nuevas, hacerle ver al niño lo divertido y positivo que es crecer.

Finalmente predisponer al niño a una rutina diaria de relajación, antes de dormir realizar ciertas respiraciones, automasaje y visualizaciones guiadas en donde el niño pueda integrar la relajación o la visualización de la liberación de sus miedos, para tener con ello una mejor calidad de sueño.

#aprendizaje #niños #miedos #emociones #padres #desarrollo #etapasdedesarrollo

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Me interesa un curso

© 2015 by ParadigmaMX